Nacida en Viña del Mar y con estudios previos de contabilidad, la Jefa de Laboratorio de la Línea de Investigación de Biofouling de MERIC, nos cuenta cómo es su vida junto al Océano Pacifico.

A casi dos horas de Santiago se encuentra la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM-UC), en la comuna de El Tabo. Para la mayoría de quienes trabajan en MERIC este lugar es sinónimo de biofouling, corrosión marina y laboratorios por doquier. Sin embargo, el ECIM es mucho más que eso, es el sitio que por casi 16 años ha visto el trabajo de la multifacética Mirtala Parragué, bióloga marina de la Universidad de Concepción que se desempeña en la Línea de Investigación de Biofouling de MERIC.

“Trabajo con Sergio Navarrete desde 2003 y en ese camino me especialicé en reconocer reclutas de especies intermareales. En español, reclutas son aquellos organismos nuevos que llegan a formar parte de la población de distintas especies, que han pasado por el proceso de metamorfosis y están listos para asentarse en el sustrato”, comenta Mirtala sobre su labor en ECIM.

Esta bióloga marina con mención en Oceanografía y Calidad Ambiental es Jefa de Laboratorio (Lab Manager) de la Línea de Investigación de Biofouling del centro MERIC. Su trabajo consiste en, principalmente, clasificar taxonómicamente las especies que componen el biofouling, a partir de las muestras recolectadas en los diferentes sitios donde el proyecto desarrolla sus investigaciones.  

Pero su trabajo no solo ocurre en los laboratorios. Como lo dijimos desde un principio, Mirtala es una multifacética y cumple diversas funciones en ECIM. “Entreno a los nuevos investigadores en estas técnicas y superviso su trabajo. Hago informes, preparo figuras y análisis de datos preliminares. También realiza trabajo administrativo que consiste en hacer rendiciones de gastos de los proyectos de Sergio Navarrete y otros investigadores de ECIM. También ayudo con la coordinación de muestreos”, agrega Mirtala.

Una mujer todo terreno

Pero eso no es todo! Además de exigente trabajo en el ECIM, Mirtala realiza muchas otras actividades que hacen su vida más entretenida. “Me fascina leer, sobretodo me gusta el periodismo de investigación. También me encanta hacer deporte; me gusta correr y andar en bicicleta, sola o con amigos, depende el ánimo… Soy instructora de Yoga, pero no he hecho muchas clases, principalmente por tiempo. También soy Instructora de Meditación Budista Mahayana, eso sí lo practico a diario, enseñando a meditar a algunos cercanos que han mostrado interés”, afirma.

Consultada sobre el futuro de la energía marina, Mirtala afirma que hay mucho por hacer pero considera que MERIC ha realizado un muy buena labor para comenzar. En el ámbito personal, en tanto, confiesa que ama su trabajo y que espera continuar en ECIM por mucho tiempo. No obstante, agrega “A veces he pensado en montar una consultora paralelamente, una que me permita prestar servicios de asesorías y análisis de muestras en biofouling, reclutamiento y rendiciones de gastos asociados a proyectos de investigación”.